viernes, 11 de febrero de 2011

Cosas que sabemos gracias a Hollywood

La verdad sea dicha, puede que colabore en un blog de ciencia y esas cosas, pero no soy uno de esos hipócritas que dicen que sólo ven cine de arte, también hay espacio en mi agenda para producciones sin más intención que la de hacernos reir como tontos o simplemente entretener, pues es esa la intención principal del cine, o no?.
Una vez aclarado el punto les comparto algunas cosas que sabemos gracias al cine hollywoodense:

■En toda investigación policial que se precie, es necesario visitar como mínimo un club de striptease.

■Todos los números de teléfonos de los Estados Unidos comienzan por 555.

■La mayoría de los perros son inmortales.

■Si alguien te persigue por el centro de la ciudad, siempre puedes quitártelos de encima ocultándote entre los participantes del desfile del Día de San Patricio, sea cual fuere la época del año.

■Todas las camas tienen sabanas en forma de L, llegan hasta las axilas en el caso de las mujeres, y hasta la cadera, en el caso de los hombres.

■Todas las bolsas de la compra del supermercado deben contener, como mínimo una barra de pan que sobresalga un poco.

■Es fácil pilotear un avión y aterrizar con él si hay alguien en la torre de control que pueda dirigir la operación por radio.

■Una vez aplicado el lapiz labial, es imposible hacer que se corra el color… aunque hagas submarinismo.

■Los ductos de ventilación en los edificios son el escondite ideal: a nadie se le ocurrirá mirar en ellos y sirven, además, para desplazarse hasta cualquier parte del mismo sin dificultad.

■Las pistolas casi nunca necesitan recargarse, y si es el caso, siempre dispondrás de suficiente munición, (aunque vayas desnudo).

■Es muy probable que sobrevivas a cualquier batalla, a menos que cometas el error de enseñarle a alguien una foto de tu novia.

■Si tienes que hacerte pasar por un militar alemán, no es necesario hablar el idioma; con tener acento alemán bastará.
■Si la ciudad se ve amenazada por un desastre natural o algún tipo de monstruo, la principal preocupación del alcalde será siempre la futura feria de comercio o su próxima exposición de arte.

■La Torre Eiffel se puede ver desde cualquier ventana de París.

■Un hombre no se inmutará mientras recibe una paliza de campeonato, pero se queja cuando una mujer intenta limpiarle las heridas.

■Si se ve en algún momento un vidrio de considerables dimensiones (sobre todo si lo llevan dos hombres) es que alguien va a atravesarlo en breves instantes.

■El jefe de policía casi siempre es negro.

■Si tienes que pagar un taxi, no busques un billete en la cartera: saca lo que tengas en el bolsillo al azar. Siempre será el importe exacto.

■El cruce de razas es genéticamente posible con cualquier bicho proveniente de cualquier parte del universo.

■Las cocinas no tienen apagadores. Si entras en una cocina de noche, deberás abrir el refri e iluminarte con la luz interior.

■En el caso de las casas encantadas o con fantasmas, las mujeres deben investigar cualquier ruido raro vestidas únicamente con algo de lencería o ropa interior.

■Las computadoras del personaje bueno o simpático siempre son Mac, la del despreciable y odioso antagonista es una PC.

■Los procesadores de texto nunca tienen cursor, pero siempre se abren con una pantalla que dice: "INTRODUZCA LA CONTRASEÑA". Esta regla puede extenderse a todos los sistemas informáticos en general, sólo posibles de manejar por pianistas del teclado.

■Todas las mañanas, las madres siempre cocinan huevos, tocino y pan para toda la familia, aunque su marido y sus hijos no tengan tiempo para comérselos.

■Los automóviles que chocan casi siempre acaban explotando, ardiendo o ambas cosas.

■El comisario de policía siempre destituirá a su detective preferido, o le dará 48 horas para terminar el trabajo.

■Un cerillo basta para iluminar una habitación del tamaño de un estadio de fútbol.

■Los habitantes de ciudades y pueblos medievales tenían una dentadura perfecta.

■Aunque en el siglo XX es posible disparar armas de fuego contra un objeto que este fuera del alcance, la gente del siglo XXIII ha perdido esta tecnología.

■Toda persona que sufra una pesadilla, se incorporará de golpe en la cama y jadeará sudorosa. "Ahhhhh!!, esto no es sudor!"

■No es necesario decir hola ni adiós cuando se empieza o termina cualquier conversación telefónica.

■Aunque conduzcamos por una cuesta abajo totalmente recta, es necesario girar el volante a izquierda y derecha cada cierto tiempo. (He conducido autos así).

■Las bombas van equipadas con cronómetros con grandes números rojos para que uno sepa cuándo van a estallar.

■Siempre es posible aparcar delante del edificio al que se va de visita. (sobre todo en Nueva York).

■Un detective sólo resuelve un caso cuando ha sido destituido o despedido, tras lo cual descubrimos que invariablemente tiene un armario lleno con armas más potentes que la reglamentaria.

■Si decides ponerte a bailar en la calle, notarás que todo el mundo que te rodea conoce los pasos.

■Casi cualquier laptop tiene suficiente potencia para acabar con el sistema de comunicaciones de una civilización extraterrestre invasora, y además usa el mismo lenguaje de programación…"NEGOCIANDO CON EL HUESPED".

■No importa si tus enemigos te superan en número durante una pelea de artes marciales: te atacarán de uno en uno, mientras danzan alrededor tuyo, con gesto agresivo, a que vayas acabando con sus compañeros.

■Si una persona se queda inconsciente tras recibir un golpe fuerte en la cabeza, nunca sufrirá conmoción ni daños cerebrales.

■Nadie que tenga que participar en una persecución de automóviles, en un secuestro, explosión, erupción volcánica o invasión extraterrestre sufrirá un desmayo inoportuno.

■Las comisarías de policía someten a sus agentes a exámenes de personalidad para que tengan como compañero de patrulla a otro que es, justamente, lo opuesto a él.

■Cuando están a solas, los extranjeros prefieren hablar inglés entre ellos. (oh, yes!)

■Siempre hay una motosierra a mano si uno la necesita.

■En cuestión de segundos, no hay cerradura que se resista si uno tiene a mano una tarjeta de crédito o un clip, a menos que sea la única puerta de acceso a una casa en llamas con un niño atrapado dentro.

■Una verja eléctrica, lo bastante potente como para matar a un dinosaurio, no dejará secuelas duraderas en un niño de ocho años. "La increible Tostada Humana!"

■En los noticieros siempre dan una nota que tiene relación directa con uno mismo en ese preciso momento.

Conclusión: simplemente relájate, nadie que valga la pena te juzgará por el cine que ves... o quizá lo haga, en todo caso puedes darte el gusto de mandarles al diablo.

Enlace relacionado: 102 cosas que todo Señor del Mal debería saber