viernes, 18 de febrero de 2011

Un caso de sincronización perfecta

Me precio de ser capaz de apreciar y disfrutar cosas que a muchos podrían parecer diametralmente opuestas, disfruto el Concierto Para Arpa y Flauta K-299 de Mozart tanto como Shoot the Thrill de AC/DC, sé que puede parecer raro, pero es perfectamente posible.

El Ing. Eduardo Rincón tuvo la gentileza de hacerme llegar el enlace de este video y creo que ejemplifica muy bien la posibilidad de unir mundos muy opuestos, gracias al genio del compositor y director Akira Miyagawa. Con ustedes, la Sinfonía No. 5 de Beethoven y otra famosa canción No 5.



¿Quien dice que las combinaciones son malas?

Ĝis revido!