lunes, 14 de febrero de 2011

Opiliones, ¿que son?

Debido a una duda de mi querida amiga Yuls, pongo esta nota que tratará de despejar las dudas acerca de la identidad de unas criaturas que vemos tan a menudo que las catalogamos erróneamente, los Opiliones, phalangium opilio, mejor conocidos por estos lares como "arañas patonas".


Los opiliones pertenecen a la orden araneae, al igual que las arañas, pero se diferencian por la ausencia de "cintura" que separa el prosoma (cefalotórax) del opistosoma (abdómen), además de que sus quelíceros acaban en pinza en lugar de uña, y no tienen glándula venenosa, ni de seda, por lo cual no tejen telarañas y son inofensivas para el ser humano, en lugar de ello cuentan con unas glándulas odoríferas que secretan un líquido de olor repulsivo para el depredador si se sienten amenazados.

Algo que hace muy característicos a los opiliones además de su cuerpo globoso, son sus 4 pares de patas muy largas, que presentan el fenómeno de la autotomía, es decir, la capacidad de desprenderse de una de ellas para liberarse cuando un depredador le sujeta en esa parte, la pata amputada sigue moviéndose por algún tiempo gracias a que cuenta con un oscilador nervioso independiente, esto sirve para distraer al atacante mientras escapa.
Los ojos del opilion son muy sencillos y no son capaces de formar imágenes, cuenta con dos de ellos ubicados en una prominencia ocular en el dorso de su cuerpo, para compensar esto, son capaces de usar su segundo par de patas a modo de antenas.

Suelen vivir en los cultivos de maíz, papa, o manzana, a veces se reúnen en grandes grupos que pueden llegar a los 70,000 individuos en algunas especies, son una especie que vive principalmente en zonas tropicales, pero son muy sensibles a los pesticidas, lo que está mermando su población, son omnívoros, se alimentan de insectos pequeños, material vegetal, a veces son carroñeros.

Presentan dimorfismo sexual, los machos son más pequeños que las hembras con tamaños que van desde los 4 a 6 mm, mientras que las hembras miden entre 6 y 9 mm sin contar las patas, la mayoría se reproduce de manera sexual, pero su fecundación es interna, lo que los diferencía de las arañas, los machos tienen un pene que a veces es mayor que su cuerpo.

La próxima vez que veas uno de estos bichos, sabrás que no estás viendo una araña, así que ve reconsiderando tu aracnofobia.

                              Un opilion aterrador
                              El rincón de los opiliones

Ĝis revido!
 
Enlaces relacionados: Insectos en primer plano