viernes, 19 de noviembre de 2010

♪ Los terricolas llegaron ya ♫...

Dice una sentencia muy popular de Richard Feynman:

"Hay que tener la mente abierta, pero no tanto como para que se
te caiga el cerebro".
Esta semana hemos seguido con sumo interés el desarrollo del drama que se vive en la Universidad de Colima, donde un "ilustre" caballero llamado Alfred Lambremont Webre inauguró la semana de ¡Exopolítica! con una reveladora charla titulada "Exopolítica: Las civilizaciones inteligentes en el multiverso" donde reveló, para deleite de los asistentes (y perplejidad de los que lo leemos) que, de acuerdo a fuentes "fiables" ¡hay 600,000 personas viviendo en Marte!.




Dicha fuente es nada menos que la investigación "rigurosa" de Andrew D. Basiago, quien afirma haber sido teletransportado al planeta rojo gracias al Proyecto Pegaso de la CIA (Central Intelligence Agency) de los EE.UU. Asegura que esta agencia posee -para envidia de muchos- un aparato de teletransportación entregado por integrantes de otras civilizaciones que conviven con los seres humanos en el multiverso.

Esta edificante charla tuvo lugar en el paraninfo universitario de la Universidad de Colima, lo que ha provocado que dicha conferencia haya sido asociada a esa institución, hecho que ha desatado rapidamente una serie de criticas a lo largo de la web, con artículos como Bombazo en la Universidad de Colima en el sitio Francis (th)E Mule Science's News, y Orgía Magufa en la Universidad Mexicana en Amazings.es, y por supuesto, en La Madriguera.

Rápidamente la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima y la Coordinación Científica de dicha institución han negado cualquier relación con esta conferencia, e incluso, han convocado al premio "Jesús Muñíz Murguia" que ofrece $100,000.00 de recompensa a quien presente evidencias de vida inteligente en Marte, mismos que serán teletransportados desde Marte a la cuenta bancaria de su elección. Aquí la convocatoria oficial.Como cereza del pastel, Webre y su séquito harán una visita al Volcán de Colima para lograr (bajo estrictos protocolos y metodología) contactar con extraterretres.

Y luego uno se pregunta porque la ciencia está como está en este país.

Me enteré leyendo Series Divergentes

Excelsior!