miércoles, 8 de diciembre de 2010

The Windmill Farmer

El arte de la animación nos da la entrada a un mundo fantástico en el que las cosas más absurdas pueden tornarse reales, podemos sembrar molinos de viento y verlos crecer con satisfacción, pero también este mundo es a veces cruel y puede hacernos sentir compasión por un personaje que sabemos, no existe, ¿o si?


El artista paraguayo Joaquin Baldwin, junto con el Taller de Animación de la UCLA, y con música de Nick Fevola, nos presenta este conmovedor video, en donde el trabajo amoroso y paciente de un hombre es hecho trizas por la imparable naturaleza, pero también nos muestra que perderlo todo no es necesariamente el fin de todo.

Ĝis revido!