martes, 19 de octubre de 2010

Etiqueta en general

Hoy toca el turno a un poco de etiqueta. Te preguntarás porque escribir acerca de eso, verás, puede que no sea un caballero en todo el sentido de la palabra, pero creo firmemente que si muestras respeto y consideración por otros recibirás igualmente lo mismo, si cultivamos eso contribuiremos a mejorar aunque sea un poco el caótico mundo en el que vivimos.

Antes que te aburras y te vayas a leer otra cosa aclaro que no te daré una cátedra acerca de como usar los cubiertos o hacer reverencias, simplemente son unas pequeñas sugerencias acerca de como debería ser el comportamiento de una persona en determinadas situaciones, después de todo, en palabras de Julio César: "La mujer del César no sólo debe ser honrada sino parecerlo"


He aquí unas mínimas reglas que podemos seguir cuando estamos fuera de casa.

Transporte público. Como reglas generales para todo tipo de transportes (autobuses, metro, etc.), debemos tener ciertos detalles en cuenta:

1. Se debería ceder el asiento a las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con algún tipo de problema (discapacitados, enfermos, etc.).
2. Tampoco se debe escupir, fumar si no está permitido, (y en lo personal odio el tabaco), molestar con ruidos o voces, o cualquier otra actividad que pueda molestar al resto de viajeros.

En la calle. Cuando andamos por la calle también deberíamos respetar unas normas mínimas de cortesía y que se van perdiendo demasiado rápido. Se circula siempre por la derecha, pero si se acompaña a una mujer, los caballeros van por el lado más cercano a la calzada y ellas por el lado más cercano a los edificios. Si se encuentra con personas que vienen de frente puede ceder su derecha si es una mujer o una persona anciana. Aunque a veces nos veamos en la obligación de ceder la derecha a esas personas tan tercas que se adueñan de la acera y nos obligan a ceder aunque no vayan por el lado correcto.

Por supuesto, si comemos algo, abrimos un paquete, una carta, un sobre o cualquier otra cosa, que genere algún tipo de basura no debemos tirarla al suelo sino que debemos esperar a encontrar un basurero y depositar la basura allí. Si llevamos animales de compañía y estos hacen sus "necesidades" debemos recogerlas y depositarlas también en una papelera o contenedor. Procure siempre utilizar los espacios reservados a tal fin para pasear a sus animales de compañía.

Las puertas. Siempre que estemos varias personas ante una puerta para entrar o salir debemos ceder el paso a las mujeres y personas mayores. (Siempre con un límite, pues usted no es el portero). También es un detalle sostener la puerta a nuestro predecesor (sin tener en cuenta el sexo del mismo), y evitar darle un "portazo" en la nariz. Siempre se debe dejar salir antes de entrar a un sitio. El que sale tiene preferencia.

Pareja. Aunque los tiempos han evolucionado favorablemente en este tema tan "tabú", una cosa es la tolerancia y otra el abuso y la falta de sensibilidad. Las manifestaciones amorosas demasiado "gráficas" han de dejarse para sitios íntimos. No es agradable ver algunas de ellas en parques públicos delante de los niños o personas mayores (aunque sólo sea por respeto a ellas). No es por asustarse uno, es por educación y respeto hacia terceras personas. Todos los extremos son malos y pasamos de la prohibición del beso al "strip-tease" público, nótese que en ningún momento se ha hablado de genero, estas reglas deberían poder aplicarse tanto en parejas heterosexuales como en homosexuales. Seamos sensatos.

Espectáculos. Todos hemos vivido alguna función de teatro o una sesión de cine, con un compañero molesto de butaca. En cualquier tipo de espectáculo debemos guardar silencio y apagar el celular. Evitar comer cosas ruidosas como papas fritas, chicharrones y chucherías por el estilo. Tampoco hablar con nuestros compañeros de butaca o hacer comentarios en alto durante toda la función/sesión. Tampoco ruidos (como eructar) o cosas como quitarse los zapatos (no está en el salón de su casa) y menos aún si le "huelen" mucho los piés.

Escaleras y ascensores. Aunque algunas de estas reglas están un poco caducas pueden aplicarse sin problemas, un caballero siempre va delante de la mujer cuando bajan unas escaleras (por si se cae, poder detenerla), y siempre va detrás cuando las suben (por el mismo motivo). Si la escalera es mecánica debemos colocarnos bien a la derecha, para dejar paso a quien desee subir más aprisa. Nunca se debe taponar con un grupo de gente las escaleras (ni las aceras, puertas de acceso, etc.). En un ascensor según el Protocolo también entra antes un caballero que una señora. Y en la medida de lo posible también se sale antes y se sujeta la puerta (si la tiene, claro).

Estas, estimado lector son unas sencillas reglas que pueden seguirse en espacios públicos y que seguramente hablarán muy bien de nuestra educación ante otros. Ahora bien no hay que olvidar tener consideración hacia quien tiene una atención hacia nosotros, a veces un simple "gracias" o una sonrisa es el mejor aliciente para seguir siendo considerado, la gente es considerada por su propia educación, no por obligación.


¿Quieres saber mas?  Aula fácil - curso de protocolo

Hasta la próxima.