lunes, 31 de enero de 2011

El cubo de Rubik y los robots.

El Arquitecto y escultor Ernö Rubik inventó en 1974 un rompecabezas mecánico, universalmente conocido como Cubo de Rubik, este artilugio se convirtió en una sensación gracias a la sencillez de su mecanismo y el casi infinito número de permutaciones —calculado en cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientas cincuenta y seis mil de ellas, según rubikaz.com— también ayudó la manía de los fanáticos para demostrar su habilidad con este "juguete".

Creative Commons License David Asorey Alvarez

Así, han surgido quienes se han erigido como el más rápido en resolver un cubo normal de 3 x 3 x 3, quien lo hace con los ojos cerrados, ¡con los piés!, o recitando los primero cien dígitos de pi mientras se hace equilibrio con 15 libros en la cabeza (la novia perfecta para un geek), etc. Y luego viene la gente con mucha materia gris, tiempo libre y determinación a demostrar sus habilidades para hacer que una máquina resuelva dicho rompecabezas en el menor tiempo posible.

Entre esas maravillas robóticas tenemos ejemplos como "MultiCuber", una preciosidad construida con legos, un bloque inteligente NXT, y una webcam conectados a una laptop capáz de resolver un cubo normal en unos pocos minutos —yo abandoné el mío hace años sin completar una cara— y va más allá al resolver un cubo de 6 x 6 x 6 en 306 movimientos y casi media hora.


Claro que el MultiCuber no es precisamente el más rápido en el ámbito, ese honor le corresponde a CubeStormer, que tiene la habilidad de resolver un cubo de 3 x 3 x 3 en sólo ¡11 segundos!. Este robot, al  igual que el anterior, está construido con piezas del kit Lego de robótica Mindstorm, verlo trabajar es un deleite.


Claro que no todo se limita al kit de Lego, Zachary Grady y Joe Ridgeway de la Rowan University, en Nueva Jersey crearon un robot con este fin a partir de un brazo neumatico, una cámara y una computadora, aunque podría sonar rudimentario, es bastante competente, puede resolver un cubo estandar en 15 segundos.


En otro ejemplo de ingenios universitarios, en grupo en la UC Berkeley creó uno que recibe el nombre de CuBear, este puede resolverlo en sólo 23 movimientos.


Y como ejemplo final, podemos mencionar al RuBot II, un cacharro con el casco de Maximus, la boca de K.I.T.T. y la habilidad de resolver un cubo en 18 segundos con sus brazos de neón.


Toda una legión de autómatas sin más función que ponernos en ridículo y despertar nuestra paranoia acerca de un futuro dominado por máquinas inteligentes, así que ya sabes, desempolva tu cubo y ponte a practicar porque el apocalipsis se acerca. Si quieres armar tu propio armatoste resolvedor-de-cubos-de-rubik puedes consultar esta página, que incluye instrucciones, tips, y el código necesario para echarlo a andar.
Ĝis revido!

2 comentarios:

David dijo...

Hola.

La imagen que has tomado para tu post la has copiado de mi blog (http://davidasorey.net/125/cubo-de-rubik/). ¿Podrías citar la procedencia?

Gracias.

Un saludo.

The Wolfclaw dijo...

Honestamente no recuerdo de donde la saqué, pero con gusto incluiré tu crédito, gracias por la visita y la observación.

Saludos cordiales.