jueves, 19 de enero de 2012

Supercalentamiento ¡ten cuidado!

Mi hermano siempre ha expresado su temor a que el agua calentada en el microondas le estalle de manera súbita en el rostro como puede verse en varios videos que circulan por la internet.


Realmente no es un temor infundado, pero te hacen dudar los correos con sabor a hoax que circulan por allí y que dicen cosas como esta:

Hace 5 días mi hijo de 26 años decidió tomarse una taza de café instantáneo. Puso a calentar en el horno de microondas (algo que ya había hecho antes en varias ocasiones) una taza con agua sola. No se exactamente por cuanto tiempo lo programo pero me dijo que quería que el agua hirviera. 
Cuando el tiempo se acabo el horno se apago y saco la taza del horno. Mientras miraba la taza se dio cuenta que el agua no estaba hirviendo; sin embargo, el agua broto directamente a su cara. El la soltó de sus manos después que el agua había brotado hacia su cara debido a la energía acumulada. Toda su cara tiene heridas de 1º y 2º grado y es muy probable que la cara le quede marcada. Además de haber perdido la vista parcialmente del ojo izquierdo. 
Mientras estábamos en el hospital el doctor que lo atendía comento que este tipo de accidentes eran muy frecuentes y que nunca debería de ponerse solamente agua a calentar en las microondas.
El formato del mensaje te hace dudar inmediatamente, pero puedo asegurarte que este fenómeno es completamente real y se denomina supercalentamiento.

El supercalentamiento es, en esencia, el aumento en la temperatura de un líquido que va más allá de su punto de ebullición sin que esta llegue a producirse. La ebullición es el mecanismo mediante el cual el líquido se convierte en vapor y así mantiene la temperatura a 100°c, pero si esta no ocurre, el agua seguirá absorbiendo energía y será calentada más allá de esa temperatura, esperando poder liberar la energía acumulada. Este fenómeno es fácil de lograr con un microondas y un recipiente con pocas imperfecciones, como un recipiente de vidrio o cerámica

¿Porqué es importante si el recipiente es liso? para hervir normalmente, el agua necesita la presencia de un gas, si miras de cerca un recipiente con agua, podrás ver algunas burbujas en las paredes del mismo, este es aire atrapado en las imperfecciones del material del que el contenedor está hecho, cuando el agua hierve, el líquido alrededor de estas burbujas se convierte en gas, aumentando su tamaño (proceso conocido como nucleación) y forzándola hacia la superficie del líquido, en un recipiente liso, no hay burbujas atrapadas, por tanto no hay puntos de nucleación para la formación de burbujas de ebullición.

Con estas condiciones, se dice que el agua se encuentra en un estado metaestable, mismo que puede decaer rápidamente cuando se perturba, ya sea agitando el recipiente o al agregar sustancias como café o azúcar en su caso, entonces el agua ebulle rápida y violentamente saltando hacia arriba, liberando la energía acumulada, y en ocasiones causando quemaduras graves al desafortunado individuo que ocasionó el suceso.


Cabe señalar que aunque este evento es raro, es mejor tener cuidado con las siguientes condiciones:


  • El uso de un recipiente con una superficie muy lisa, como un vaso o recipiente esmaltado sin arañazos.
  • Calentar por demasiado tiempo.
  • Agregar rápidamente una sustancia, (como el café instantáneo) o incluso a veces un objeto para remover.
  • Colocar el rostro sobre el recipiente te hará más propenso a una lesión grave.

Un escenario potencialmente peligroso es el siguiente: Una mañana pones agua en una taza nueva (que no tiene fisuras o arañazos), lo pones en el horno demasiado tiempo para la cantidad de agua, mientras se está calentando el teléfono suena, vuelves un poco más tarde y reinicias el horno. Tomas la taza y de inmediato agregas una cucharada de café soluble. El agua hierve con fuerza, echando agua hirviendo sobre tu brazo y cara.

Para evitar el supercalentamiento o sus potenciales lesiones, es mejor seguir las siguientes recomendaciones:

  • Antes de poner el agua en el horno, inserte un objeto no metálico con una superficie que no sea lisa. (un agitador de madera o un palillo de madera servirán)
  • Evite los recipientes muy lisos como vidrio o cerámica, existen recipientes especialmente indicados para calentar agua en un microondas.
  • No caliente por más tiempo del recomendado para la cantidad de agua utilizada.
  • Si sospecha que el agua está supercalentada toque el exterior del recipiente varias veces con un objeto largo y sólido mientras que todavía está en el horno (Así, en caso de producirse la ebullición espontanea, la mayoría del agua hirviendo se quedará dentro del horno.)
  • Mantenga su cara lejos de la puerta del horno abierta y del recipiente.

Todas estas precauciones deberían reducir la posibilidad o el alcance de una lesión por supercalentamiento. Sin embargo, el agua caliente siempre es peligrosa y debe ser manejada con suma precaución..


Ĝis revido!