jueves, 30 de mayo de 2013

Estadio en Qatar, tecnología y tradición van de la mano.

Ya habíamos hablado del diseño de algunos de los estadios donde se jugará el mundial de futbol del 2022 en Qatar, y aunque algunos de estos pueden representar excesos de diseño o tecnología (se habla de un gasto de USD $115,000,000,000), también traen consigo interesantes estrategias en materia de ecotecnias, muestra de ello es el diseño de este estadio, proyectado por el estudio qatarí Tangram Gulf.

Imagen | Green Prophet

Y es que dicho estadio se encuentra en una región donde las temperaturas fácilmente superan los 40°C, y el reto era proporcionar una temperatura agradable al interior del inmueble sin que fuera necesario un gasto energético, ¿la solución? ventilación pasiva.


Este estadio, cuya capacidad será de 80,000 espectadores basa dicha ventilación en una combinación de antiguas técnicas de control climático propias del medio oriente con biomimética de primera línea para asegurar un clima óptimo durante el juego.

Imagen | Green Prophet
La primera parte de la solución consiste en una "piel" de paneles exteriores que está diseñada para funcionar de la misma manera que los lagartos del desierto utilizan sus propias escamas para enfriarse. Esto hace que el aire caliente sea empujado fuera de la cancha manteniendo el aire fresco en el interior.

Además, utilizando el Efecto Venturi, los diseñadores proponen acelerar la presión de aire a través de las columnas para promover aún más la refrigeración.

Imagen | Green Prophet
Para complementar lo anterior, una técnica milenaria conocida como qanat se usa para alimentar un espejo de agua en la parte inferior del estadio, lo que también proveerá de ventilación por evaporación.

Imagen | Green Prophet
Con esto, los diseñadores creen que será posible mantener la temperatura interior en un rango entre los 26°C y 29°C que exige la FIFA para sus partidos, la prueba será difícil, pues los críticos aseguran que la combinación de calor y humedad podría poner en riesgo la salud de atletas y espectadores. Michel D'Hooghe, el jefe médico de la dicho organismo, ha anunciado públicamente su preferencia por una Copa del Mundo invernal en ese año para garantizar la seguridad de los involucrados.

Imagen | Green Prophet

¿Qué opinan?, ¿Logrará su objetivo de convertirse en un faro de diseño ecológico para las próximas generaciones, o quedará como otro elefante blanco?


Ĝis revido!